Canal de Telegram per a les famílies participants a “L’escola canta”

Ja sabeu que els nostres alumnes de 4t participen al projecte “L’escola canta” i oferiran un concert públic a la nostra escola i un altre conjunt amb altres escoles i amb la Banda Municipal de Castelló. Per a seguir les notícies sobre estos esdeveniments i molts altres d’altres escoles, hi ha un canal de Telegram actiu a disposició vostra, on podeu unir-vos lliurement i on voreu tots els concerts que es realitzen a Castelló i també fotos i vídeos dels concerts que es van realitzant.

Telegram és una app de missatgeria, com el Whatsapp, però que té alguns afegits: es poden crear xats o canals de notícies. La diferència està en que en els xats es pot participar i en els canals només pot penjar informació l’administrador que l’ha creat. En aquest cas, vosaltres us unireu a un canal. Instal·leu el telegram mitjançant els següents enllaços, depenent de si teniu un dispositiu iOS o Android:

Després, utilitzeu el buscador del programa per a trobar el canal: @escolacantaCS

La increíble historia del piano de Bernal Heights

Estaba destinado al desguace: era (y es) un piano como hay mil otros, ya demasiado viejo para casi cualquier cosa. Pero las ideas mueven el mundo, y la que ha tenido Todd, su antiguo propietario, es precisamente eso: una idea. Ese piano, el que ya todos conocen como “el piano de Bernal Heights”, se ha convertido en estos últimos días en un fenómeno del que hablan los periódicos de medio mundo, además de una cita obligada para muchos habitantes de San Francisco.
Todd necesitaba desprenderse de ese piano. Pero quería hacerlo de una forma especial. Y para ello quiso encontrar un lugar inusual para vivir entre amigos una velada musical diferente: una última velada para decirle adiós a ese viejo instrumento.
Dicho y hecho. Todd y otras cinco personas, con una furgoneta, llevaron el piano hasta la cumbre del parque de Bernal Heights, desde cuya colina se goza de una extraordinaria vista sobre la ciudad. El sitio ideal para pasar una tarde de música al aire libre; lo normal habría sido una guitarra y una harmónica, pero… ¿por qué no hacer música con un piano, ya que tenían uno y ya no servía?
Sin embargo, se corrió la voz. La que debía ser una cita entre pocos conocidos congregó a más de 200 personas. Todavía no está claro cómo pudo ser, porque nadie se encargó de la difusión de la noticia. Pero allí estaba la gente, dispuesta a vivir una noche fuera de lo común. Pero esa noche pasó y el piano, al acabar, se quedó. ¿Olvidado? No.
En los días siguientes empezó a hablarse del piano de Bernal Heights, empezó a subir gente, por la noche empezó pronto a haber cola para tocar, y mucha gente sólo subía para escuchar. Escuchar y tocar lo que fuera: Mozart, jazz, Chopin, mucha new age. Y entre los intérpretes hay pianistas amateur, estudiantes avanzados e incluso algún que otro profesional, por lo visto.
Desde entonces,  Youtube se empezó a llenar de videos de todo tipo (algunos muy caseros, otros más elaborados), que dan una idea del ambiente y también del variado muestrario de estéticas que allí se alternan; hay posts que describen la experiencia que supone estar allí, y artículos en prestigiosos periódicos que hablan de la curiosidad del momento.
No sabían cuanto durará toda la aventura, quién se encargará de la afinación y el mantenimiento en el futuro. Pero la idea de Todd ha sabido crear el acontecimiento musical del verano, en San Francisco. Un acontecimiento que, como todos los eventos que realmente valen la pena, es en realidad una creación colectiva, surgida de la interacción y la participación de quienes han sabido ver en ese viejo piano vertical la ocasión para vivir la música de una forma diferente.
Fuente: Musikeon