Learning Apps: haciendo juegos y actividades para los alumnos

¿Queréis jugar un poco? Aquí os dejo esta actividad para unir instrumentos de percusión con sus respectivos sonidos. Esta actividad forma parte de un descubrimiento hecho recientemente: Learning Apps, una fantástica página donde se pueden hacer actividades on-line.

Hacer radio en el colegio con un iPad: iRig Pro, una interfaz de audio muy útil

Hoy quiero hablar de un dispositivo que me compré ya hace un par de años pero que durante este tiempo me ha facilitado mucho mi labor, tanto personal como docente. Hace mucho tiempo que estoy interesada en llevar la radio al aula, tanto de música como mi aula de tutoría, ya que creo que es un recurso con infinitas posibilidades (algún dia me gustaría escribir un post sobre los beneficios de la radio en el mundo de la educación, aunque supongo que seria largo y ya hay mucha gente que ha escrito sobre ello).

Mis dudas sobre ellos fueron todas técnicas, ya que se me ocurrían infinidad de actividades para el aula, pero no entendía demasiado bien con qué medios podía yo hacer radio, ni cómo se conectaban al ordenador, etc.

La primera duda y la más importante: ¿cómo conecto un micrófono al macbook o al ipad?

Cable XLR

Bien, ahora, cuando hago radio con los alumnos de segundo, lo puedo hacer de dos maneras: utilizando una mesa de mezclas que compré para el colegio que me permite conectar un micrófono o cualquier dispositivo con conexión XLR.  Esta opción es muy interesante para conectar varios micrófonos con esta conexión (al lado tenéis la fotografía de lo que es una conexión XLR), o bien otros instrumentos; y la mesa de mezclas va conectada al ordenador mediante un cable USB (muy importante, si estáis pensando en adquirir una mesa de mezclas, que se conecte por USB al ordenador).

Las mesas de mezclas pueden asustar un poco al principio por la cantidad de botones que llevan, y si, estando como yo hace unos años, la persona que va a usarla no tiene ni idea de nada relacionado con la técnica del sonido. Pero de verdad os digo que es relativamente fácil usarlas una vez te pones a mirar para qué sirve cada control, ya que muchos se van a dejar en una posición fija.

La segunda manera, y aquí viene lo interesante del asunto, es conectar el micrófono XLR con el macbook o el ipad con un dispositivo que se llama iRig Pro, una interfaz de audio/MIDI que nos hace la misma función que una mesa de mezclas, para hacer radio, y que podemos llevar en el bolsillo. El tamaño es el que podéis ver en la página web, y es extremadamente fácil y efectivo a la hora de grabar, solamente tiene dos botones:

  • La rosca de la ganancia, para darle más ganancia o menos al sonido que entrará por el micro, con dos indicadores led arriba y abajo del nombre que nos indican si está encendido (el led verde de abajo) y si hemos de bajar la ganancia porque el sonido está saturando (el led de arriba es azul y se vuelve rojo cuando satura).
  • Un botón lateral que sirve para activarlo si conectamos un micro de condensador. Los micros de condensador, si no sabéis lo que son, necesitan una alimentación eléctrica “extra”, así que necesitan que las interfaces de audio, o mesas de mezclas a donde los conectemos, estén preparadas para dar esta energía que necesitan. Los micros de condensador son normalmente más caros que los normales y no es necesario hilar tan fino para hacer radio, pero no está de más que la mesa de mezclas o que esta inferfaz iRig venga preparada por si algún dia nos hace falta conectar uno.

    Botón para micros de condensador

Con este aparato ya podemos conectar un micro de mediana/alta calidad y hacer un programa de radio en condiciones. Una ventaja muy grande que nos da este dispositivo es que está preparado para los dispositivos de Apple, ya que viene con tres cables: uno para conectarlo al macbook (por USB), otro con el iPad o iPhone (lightning) y otro con los iPad y iPhone viejos (el conector más ancho que utilizaban antes). También hay que tener en cuenta que el iRig necesita una pila para funcionar.

He aquí, pues el montaje para hacer radio:

Ventajas del iRig:

  • Es muy fácil de usar, incluso para personas que, como yo, no tienen demasiada idea, ya que tiene los botones justos y necesarios para hacer algo de calidad sin demasiado lío de cables y de controles.
  • Es portátil, el iRig cabe en el bolsillo, con lo cual eso supone una ventaja dependiendo de si en clase podemos dedicar un rincón a la radio o no. En mi caso, esto es difícil porque en las aulas donde trabajo estoy continuamente entrando y saliendo y la usa mucha más gente, con lo que sacar y guardar este material en un momento dado, incluso con los niños de primaria en clase, es muy fácil y para mi supone una ventaja grande.
  • La calidad, si uno se gasta algunos cuartos y compra un buen micro, esta muy muy bien. En mi caso, el micrófono Shure que veis en la imagen fue la recomendación de un amigo técnico de sonido de un micrófono de buena marca y no excesivamente caro (unos 100 euros más o menos), y valió mucho la pena ya que las grabaciones salen nítidas, apenas le entra ruido. Es un micro cardioide, podéis buscar más información en la red.
  • Funciona con infinidad de apps: tiene su app propia para grabar que se puede bajar y certificar mediante la compra del producto, aunque yo la utilizo siempre con el GarageBand, que me reconoce el dispositivo sin problemas, nada más conectarlo. Puedo activar y desactivar la monitorización fácilmente. En el macbook pro lo uso con el Audacity y con el Audition y tampoco tengo problemas.

Desventajas del iRig:

Micrófono de condensador
  • Si queréis hacer algo más allá de conectar un solo micro con este dispositivo no se puede hacer, ya que sólo tiene una entrada XLR, para un solo canal. En eso tiene mucha ventaja la mesa de mezclas que tengo en música con 4 canales. Existe una versión del iRig con dos canales XLR, pero es más cara.
  • Es cierto que cuando hacemos radio con los niños, el rincón de audio con el micro y con la mesa de mezclas es mucho más “impresionante” para ellos. Tengo la experiencia de haber traído a clase la mesa de mezclas con el ordenador y conectar el micro de condensador que tengo en casa (que podéis ver a la derecha), y es cierto que los niños alucinan, sobretodo cuando les pones los cascos y se ven delante de todo este tinglado que acabo de describir. Es decir, la “ambientación” en radio es importante. Claro está que el iRig es muy discreto y no nos da tanto esa ambientación de “radio de verdad” que trasmite una mesa de mezclas con todos sus controles. Aún así, quizá este aspecto, a veces, hace falta sacrificarlo en pos de la portabilidad del producto.

Espero que este artículo haya servido para clarificar dudas, animar a hacer radio en el aula y conocer un poco más los medios de los que podemos disponer para hacerlo.

¿Y vosotros qué? ¿Hacéis radio en vuestros colegios? ¿Lo habéis pensado alguna vez? ¿Qué dificultades o qué ventajas veis para hacer o no hacer radio? ¡Animaos y dejad un comentario!