Dansa “trepak”

Ací teniu una dansa que hem vist a classe: la “dansa rusa” del ballet “El trencanous”. Esta dansa és el “trepak”, un estil de dansa que segur tots heu vist alguna vegada, és típica de Rússia. A l’aula de música hem vist esta peça en el curs de 5è per a treballar l’audició del Palau de la Festa de la setmana que ve, i hem utiltizat el següent vídeo perquè és un exemple molt bò de la dansa, coreografiada, a més, per un coreògraf molt bò: Alexander Kalinin.

 

Trabajando el ritmo con churros de piscina

Materiales:

  • Churros de piscina de distintos colores
  • Rotuladores permanentes de color negro de punta gruesa
  • Cuerda de almenos 22mm de diámetro
  • Cuchillo o guillotina

Instrucciones:

Cortar los churros de piscinas atendiendo estas medidas:

  • A la negra y a todas las células rítmicas de una pulsación les asignaremos un trozo de 8 cm. Eso significa que a partir de esta medida, las distintas duraciones de los otros ritmos estarán en proporción: la blanca será un trozo de 16 cm, la redonda de 32, blanca en puntillo de 24, la corchea de 4, la semicorchea de 2.
  • Podemos optar por hacer células rítmicas de una pulsación (pareja de negras, cuatro semicorcheas, ritmos como el tim-ri, el triola, el ti-tiri…) para cursos como 3o. Recordemos que cuando hablamos de primer ciclo e incluso de 3o, los alumnos todavía no han trabajado ni tienen noción de las fracciones. La división de 1/2 pulsación (4 cm) o 1/4 de pulsación (2 cm) seria para segundo y tercer ciclos. En mi caso, yo he hecho los dos juegos que dividiré en cajas diferentes para poder trabajar así cada nivel de primaria.
  • La elección de colores es aleatoria, es decir, no he asignado un color concreto a una figura ni a una duración. Lo único que sí he establecido es un solo color para los elementos que no son ritmos: la clave de sol, el compas, las líneas divisorias y la doble barra final. La clave y la indicación de compás miden 4 cm y las líneas y dobles barras miden 2 cm, y todas ellas las he hecho con el churro de color amarillo para que resalten entre el resto de colores. Lo he hecho porque son elementos nuevos que se introducen en tercero y que tienen que aprender tanto para leer patrones rítmicos como rítmico-melódicos.
  • Es importante fijarse bien en los churros que se compran. Hay algunos en las tiendas que no están agujereados, pero nosotros tenemos de comprarlos con agujeros para así poder pasar una cuerda y enlazar todos los ritmos.

Una vez hecho el material hay que pasar una cuerda por dentro de los churros para poder hacer serie rítmica. También se puede poner velcro en la parte de atrás de los churros y así engancharlos en una superfície o mural, tal y como me han sugerido por facebook. Es también una buena idea porque la cuerda debe ser bastante gruesa como para que el churro no se dé la vuelta e impida que los alumnos puedan leer bien el ritmo, y si no encontráis, el velcro es una buena solución.

Actividades:

Hay muchas actividades que se pueden hacer. Aquí abajo he hecho un cuadro con algunas actividades que se podrían hacer combinando diferentes agrupaciones de los alumnos y distintas maneras de interpretar las series rítmicas. Para ampliar la imagen, haced clic sobre ella.